martes, 2 de abril de 2013

Borderlands 2

Hace algunos años vi una portada en alguna tienda de juegos que me llamó mucho la atención, tenía un tipo loco con arte caricaturesco disparándose con sus dedos. El juego era Borderlands, y lo único que sabía de él era que tenía algún contenido exclusivo de Gears of War. Nunca me dí el tiempo de probarlo y asumí que sería de esos juegos buenos pero que se pierden entre los monstruos (en especial en esos tiempos donde CoD era todo y Guitar Hero estaba muriendo).

Eventualmente salió Borderlands 2 y comencé a ver muy comunes los posts en internet sobre él, me dió gusto por el juego, y poco a poco comenzó a despertar más mi curiosidad.

Hasta que por fin decidí probarlo.

El juego no es perfecto, pero tiene algo que lo hace especial, es justo el tipo de juego que me gustaría hacer.

Es una combinación de dos géneros, RPG y FPS.
El arte, el arte me encanta, es de ese estilo con lineas gruesas, me encantan las líneas negras y gruesas.
Es un juego que no se toma en serio a sí mismo, por lo tanto tiene muchas bromas, ironías y cosas que usualmente no esperas de un juego.
Me da la impresión de que fue hecho precisamente para entretenerte, ya que le quitaron muchas cosas que pudieran ser molestas pero que por tomarse muy en serio muchos juegos tienen (como lastimarte si saltas de muy alto).

Y pues me quedé un poco viciada, sólo que lo tuve que regresar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada