miércoles, 29 de mayo de 2013

Facebook, el Internet y el Wild Wild West

Me he quejado mucho repetidamente de facebook, del hype, de su constante cambio, pero no sé si tengo alguna entrada sobre lo principalmente odioso de éste.

Y una vez más respondo, a quienes dicen "si no te gusta pues no lo uses", que en nuestros días eso es mucho más difícil, y principalmente desde la caída del messenger, facebook es el principal medio de comunicación por internet. Ya en estos días, sólo lo uso para conversar (por mensaje privado) con mis amigos, usar los grupos de la escuela y postear cosas chistosas, cosas como imágenes o videos que no se ven tan bien en el twitter (o no son para esa audiencia). Yo mejor ya  tengo el twitter para poner mis repetidas babosadas, y ese sí lo amo.

Me choca la gente que pone cada esquina donde está y qué come, casi casi pone "róbenme", pero pues cada quién su pedo, el internet no es para eso.

Cuando creé mi cuenta facebookeana, allá por el 2007, yo estaba acostumbrada a otro tipo de internetz, la moda era el fotolog, cosa a la que nunca entré porque no me gustaba subir mis fotos, era paranoica pues, yo me la vivía en foros, y para mi fue una sorpresa el ver que no podía acosar al tipo que se me hacía guapo porque en facebook ocupas tener cuenta y tenerlos agregados para verlos.

Entonces me hice cuenta.

Y me sorprendió otra cosa, no lo podías customizar (muy poco, mover de lugar las aplicaciones), y para mi eso le daba un look uniforme y profesional.

Pero había algo que odiaba: la mini feed.
Un cuadro arriba de tu perfil que listaba todo lo que hacías.
Gracias a Dios en una parte decía que facebook nunca permitiría que saliera quien ve el perfil de quién.

Facebook evolucionó mucho, muchas veces, y terminó siendo la bestia que conocemos ahora.

Pero en lugar de mejorar su privacidad con cada cambio, cada vez favorece más a los stalkers.

Facebook es el Gran Hermano de la sociedad actual (algunos dirán que google y tendrán razón, pero ahorita le estoy tirando a facebook, por favor).

Siempre que veo algún nuevo cambio, como que puedes ver cuando alguien vio tu mensaje o cuando se conectó me enojo, y pienso "en lugar de darle  protección a las personas, facilitas que las stalkeen facebook, con toda su bandera de 'estar más conectado'" o whatever.
Pero exploté el otro día, ya estaba harta yo de algunas personas que le dan like a todo sin razón....
Siempre quiero comentar o darle like a cosas, pero con la intensa facebook integración a veces me da miedo que alguien lo vea y me vaya a juzgar.
Ese día estaba leyendo una página de facebook llamada UNM confessions, de la universidad a la que me fui en E.U., por ende, nadie de mi región debería conocerla. Comenté algo, y BAM! derrepente mi comment tuvo un like de un tipo, de aquí, que sólo he visto una vez en mi vida.

Y mi comment era algo sexoso pues.

Pero eso equis, el hecho de que alguien super distante haya visto y dádole like a mi comment que nada tiene que ver con él me castró.

Sé que es la razón, es la estúpida barra esa sobre los contactos que te dice que hace cada quien a cada instante.

Y no puedes bloquear todo, tengo toda la seguridad checada, no salgo en publicidad, sólo amigos ven mis publicaciones, pero los lugares donde me taggean no puedo quitar, sólo medio esconder (y me choca que salga donde he estado) y obvio no te puedes salir de esa barra.

Esto no pasaba con el viejo internet, en el viejo internet donde todo era anónimo, podias postear y comentar donde quisieras y no había pedo.

Por eso hay tanto troll.

Ahora mejor no comento en esos sitios donde te forzan a linkear tu cuenta de facebook, luego aparte de que te llenan de notificaciones y tus amigos te encuentran, los extraños te quieren agregar.

Yo soy partidiaria de que el internet sea como el viejo oeste, estoy totalmente en contra de la regulación, sí , puedes encontrar piratería, cosas obscenas y te pueden hacer cyberbullying, pero afrontemoslo, cualquier persona que le afecte verdaderamente el cyberbullying se lo merece ¿o no puedes apagar la compu si te molestan tanto?

Ya estamos lo suficientemente regulados en el mundo real como para que nos limiten el internet también, las corporaciones no son nuestras mamás para decirnos que ver o que poner. Si no aguantas lo horrible que hay en internet, no lo uses, o aprende a defenderte, aprende a qué no creer, aprende a donde no hacer click, aprende a no hacer caso a las flame wars.

El otro día un famoso mexicano se quejó de que la gente lo insultaba en twitter, se nota que no conoce este mundo ¿cómo vas a regular el twitter, pues?

A mí dejenme mi internet libre y anónimo, sí, el anonimato propicia el trolling ¿pero en verdad es tan malo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada