jueves, 6 de marzo de 2014

-ismos y la libertad

He llegado a pensar que tenemos lo que tenemos porque era la mejor de las opciones, un derivado del destino.


 Los pseudo-revolucionarios se quejan de occidente, de que creemos que tenemos la verdad absoluta, que no respetamos otras culturas y sí, occidente tiene sus fallas, el capitalismo da lugar a divisiones de clases, materialismo y desinformación, entre otras cosas (aunque en gran parte es más problema de las personas que del sistema), Estados Unidos critica la invasión de Rusia a Ucrania cuando ellos invadieron Medio Oriente y muchos países disque avanzados siguen teniendo dificultades para aprobar algo tan inofensivo como el matrimonio gay. Algunos autonombrados enemigos del imperialismo apoyan al Hamas y al Hezbollah solamente por darle la contra a occidente, espero que sin saber que son en realidad.


El problema es que, digamos que su idea de lo que es bueno no es la misma que la nuestra.
Se quejan de Occidente, pero dudo que prefieran vivir en Korea del Norte, Cuba o Venezuela.

¿Qué alternativas tenemos? Debo aceptar que la primera vez que escuché del socialismo (por allá en la secundaria) se me hizo una idea maravillosa, con el tiempo y mis aprendizajes fui reflexionando que prefería la idea de ganar más si trabajaba más (ya sé que no es tan sencillo como eso haters). Hoy en día tenemos la historia que nos enseña que el socialismo no funciona.

Estoy leyendo un libro que tiene lugar en España entre la primera y la segunda guerra mundial, hay comunistas y fascistas, también hace poco vi la película de La Ladrona de Libros. La España Falangista y la Alemania Nazi me dan terror, es como 1984 pero en la vida real y sin telepantallas. Entiendo por qué alguien apoyaría el socialismo, pero no por qué apoyarías un estado fascista.

Por lo menos en el libro que estoy leyendo, ambos bandos son muy extremistas, también los comunistas odian a todos los burgueses y religiosos sólo por serlo. De hecho, el feminismo, el cristianismo y el socialismo tienen algo en común: las ideas no están del todo mal, pero muchos de sus seguidores les dan muy mala fama.



Alguna vez en una conferencia un tipo dijo que todo en la naturaleza es cíclico, sin embargo, los sistemas socioeconómicos no lo son, por eso no funcionan. Quizá en un futuro logremos idear uno que sí.

Europa invadió América y nos trajo enfermedades y muchos problemas culturales que tenemos hoy en día, pero también nos trajo nuestro estilo de vida actual. No defiendo nada de las atrocidades que se hicieron en el pasado, dan coraje, pero pues, quien sabe que habría sucedido, quizá si no hubiera pasado algo aún peor.

Hay quienes dicen que lo que tenemos hoy en día es sólo una ilusión de la libertad, pero creanme, leo sobre gobiernos totalitarios y me dan ganas de abrazar a Coca Cola y McDonald's.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada