sábado, 3 de mayo de 2014

no sé que título poner, algo sobre los niños

Cuando era niña me molestaba que los adultos nos trataran (a los niños) como una especie de retrasados mentales (sin ofender a quienes puedan padecer algún retraso). Me dije a mi misma que cuando fuera grande no caería en ese error, trataría a los niños también como seres humanos.

He cumplido más o menos ese propósito, algunos niños sí están algo retarded.

La otra noche estaba fantaseando, porque fantaseo mucho, e imaginaba que alguien llegara un día y me dijera "hey, tu idea para juego está bien pro, te la compramos", entonces yo les diría "denme los medios y lo desarrollo junto con ustedes" (en verdad fantaseo con estas cosas, perdón por no encajar en su modelo de genialidad), porque me preocuparía que tomarán algo que según yo pensé bien padre y lo conviertieran en algo super lame "para niños".

También me molestaba mucho que cuando decían "niños" se fijaran sólo en los que tenían 4 o 5 años y a los que ya teníamos 9 o 10 nos dejaran en el olvido, te estoy viendo a ti, Discovery Kids.

No sé que piensan los adultos pero muchas cosas "para niños", sean educativas o no, son sumamente zarras. Aburridas. Si yo tuviera menos de 12 años de nuevo no me interesarían. Son lame. (también hay muchas cosas cool, como los Legos, pero no es el tema de hoy)

Hoy en el catecismo les pusieron a los niños una caricatura española de increíblemente bajo presupuesto que explicaba la confirmación, sé que no hay mucho material con el tema, pero a lo que voy es que, estoy segura que quienes la escribieron pensaron de manera optimista "es una caricatura, a los niños les gustará y aprenderán" cuando dudo que sea así. Aunque quien sabe, no he estudiado nada de educación y eso (boring!) así que lo más probable es que esté equivocada. Siento que tratan a los niños como aliens ¿se les olvidó como era cuando ellos eran pequeños?

La verdad ni sé por qué iba a postear esto, supongo que con todo el feeling del día del niño and stuff lo he estado pensando mucho, y debo liberar mi cabeza. Yo me sigo emocionando cuando paso por el pasillo de los juguetes, cuando voy a dar catecismo (ya perdí como 100 followers con esa frase) a veces me pongo a aventar bolitas con los niños hasta que los demás maestros los regañan (oops), temo que nunca crecí.
Cuando era pequeña pensaba que habría un día mágico en el que comenzaría a comer chile y ver canales televisivos para gente grande, pero nunca sabía como se daría. Y sigo sin saber, ya reviso el WB y el Fox, obviamente, pero nunca dejé de checar el Nickelodeon y el Disney, ya saben que los programas de tweens son una de mis guilty pleasures.

Soy bien rara, soy muy elitista, con la gente que me justo o que converso por internet, tiendo a discriminar a aquellos que considere inferiores (usualmente basada en su manera de ser), pero también soy bien progresista, creo que todos debemos ser tratados iguales (a menos que sean estúpidDIGO), sin importar sexo, raza, sexualidad, edad o incluso especie (mi post sobre los derechos de los animales sigue en estado de borrador, quizá algún día lo termine).

Y pues ya, no sean lame.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada