viernes, 20 de febrero de 2015

Análisis Feminista al InFamous Second Son

Hace poco me acabé el inFamous: Second Son, no es el juego perfecto, es corto y el karmic system está chafa, pero no es nada aburrido ni glitchy. Está muy padre y en general lo disfruté. También es un juego al que me pareció muy fácil hacerle un análisis feminista, y que pienso que va por el buen camino.

Primero, las cosas que el juego no cumple, el juego no pasa el Bechdel test, pero esto tiene una razón, y es que a lo que yo recuerdo todas las conversaciones son siempre entre Delsin (el protagonista) y alguien más, y como Delsin es un chico entonces siempre habrá un chico presente. No he jugado el DLC de la niña pero puede que allí si haya una conversación entre ella y otra chica.



Lo obvio sería también mencionar que el protagonista es un hombre, pero como muchas feministas le han repetido una y otra vez a los gamers atemorizados, la idea no es quitar por completo a los protagonistas hombres, sino que haya más variedad. Y así pensándolo por encimita creo que hay una misma cantidad de personajes de ambos géneros (Delsin, Reggie y Eugene vs Fetch, Augustine y Betty).

El juego también presenta una trope común que no sé si categorizar como la mujer en el refrigerador o simplemente la doncella en peligro. En esta ocasión es la nana de Delsin la que es atacada y Delsin sale en su aventura para poderla salvar. Sale del cliché de novia robada y tengo una debilidad por las ancianitas, pero hay que reconocer que al final de cuentas es una mujer atacada la que motiva a un personaje masculino. Igual Betty no es tan representada como una persona frágil más allá de las fragilidades tradicionales de una persona mayor con pedazos de cemento dentro del cuerpo.



Lo más refrescante para mí y lo que me impulsó a escribir esto fue la villana: Augustine. Ver a una señora como la mala principal, que en ningún momento su sexo toma importancia, es algo que a lo mejor mucha gente no nota, pero se siente bien. Es la verdadera razón por la que me molestó que muriera M en Skyfall (es muy tarde para reclamar spoilers), por fin había una mujer, algo diferente, en una posición de poder sin que nadie hiciera referencia a eso y la reemplazaron por otro hombre más (claro que siempre tuve que decir que me agüitó porque me caía bien M por miedo a que me atacaran). Augustine bien podría haber sido el hombre malo default, pero no lo es, y es lo que hace que se sienta diferente y bien. Su sexo es una casualidad, es simplemente el villano, y nadie la trata diferente por eso. También es agradable ver a un protagonista masculino peleando con ella como su igual, porque usualmente cuando hay villanas la protagonista también es mujer. Me es difícil explicarlo, quizá es algo que tienes que sentir para entender.


En general tanto Fetch como Augustine son la buena definición de personajes femeninos fuertes, no son mujeres que patean traseros con sus tacones, sino mujeres que son bien desarrolladas como personas. Es la misma razón por la que A Song of Ice and Fire aunque tenga setting en un mundo machista me parece de las novelas populares más feministas que hay.



Lo que quiero decir aquí es que los medios no tienen que cumplir con todos los puntos de progresismo para ser progresistas, como Frozen, por ejemplo. Lo que queremos es variedad y ser representadas como personas, no invertir los papeles. Habrá quienes se sigan quejando de todo o que crean que no hay que reconocer cuando se hace algo bien porque debería ser el default, pero yo no, y a mi ver, el inFamous: Second Son hizo las cosas bien, esperemos siga la tendencia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada